Tres bebidas innovadoras para brindar también en casa

19 octubre 2020

Tres bebidas innovadoras para brindar también en casa

Si buscas una bebida diferente para acompañar tu bocado favorito echa un vistazo a estas nuevas propuestas líquidas, igual pueden sorprenderte.

Habla del Mar de Bodegas Habla

Expresar lo indómito y lo mágico de la naturaleza así como la creatividad y el cariño de quienes la trabajan. Esta es la esencia de la extremeña Bodegas Habla que no se rige por los cánones establecidos y que, días atrás, nos presentó, entre otras botellas, la nueva edición de un vino pionero, sin añada, cuya segunda fermentación se produce bajo el mar, en depósitos de 300 litros a 15 metros de profundidad, en la bahía de San Juan de Luz.

Es aquí, en el fondo de un arrecife artificial, donde el vino permanece durante seis meses en contacto con sus lías, a una temperatura media de 8º C, con una presión atmosférica de tres bares y sometido a un bazuqueo constante generado por el movimiento de las olas y las mareas. Este ‘meneo’ continuo, sumado al efecto de la presión sobre las lías, intensifican la estructura y los aromas que éstas le aportan.

Las condiciones de presión y temperatura del lecho marino están controladas por un equipo de buzos dirigido por Florent Dumeau, uno de los enólogos de Habla, haciendo que las levaduras utilizadas —una mezcla de distintas cepas de levaduras criófilas— trabajen de una forma distinta a como lo harían en tierra.

Como resultado de este innovador proceso nace Habla del Mar, un vino fresco y elegante elaborado con distintas variedades y porcentajes de uvas blancas, procedentes de viñedos costeros con influencia atlántica, que presenta un marcado carácter marino, con notas salinas, minerales y de algas propio de los vinos criados sobre lías, un carácter que se ve reforzado por esa segunda fermentación que se realiza bajo el agua —la primera se realiza en bodega—.

De color amarillo limón, brillante y con ligeros matices acerados, esta nueva edición de Habla del Mar, cuya inmersión se realizó en 2018, es un ensamblaje de cuatro variedades blancas nacionales procedentes de Galicia, Cantabria, País Vasco y Catalunya, que marida estupendamente con latas de marisco o bivalbos y con el mini lobster steak roll brioche del restaurante barcelonés Harry’s, donde lo catamos, también novedad en la ciudad.

Habla del Mar de Bodegas Habla (@bodegashabla)
Precio: 22 €
http://www.bodegashabla.com/tienda/


Equilater de Damm

Crear una cerveza de alta intensidad, versátil, con potencial para acompañar una gran variedad de platos. Esta fue la intención de la cervecera Damm al idear Equilater, la nueva creación de la marca, surgida de la colaboración entre sus maestros cerveceros y el sumiller François Chartier (@francoischartier), investigador pionero en el maridaje molecular, una metodología que identifica las moléculas dominantes en las bebidas y busca alimentos que las compartan para obtener maridajes perfectos.

Así pues, en Equilater encontramos la molécula anetole, que proviene del hinojo, la molécula solerone, que se encuentra en los higos secos, la molécula cyclotene, presente en todas las cervezas de tipo Stout en las que predominan las maltas tostadas, y la molécula furfural, que proviene de la maduración en barrica.

Hete aquí los tres vértices del triángulo que da nombre a esta creación: barricas de castaño del Montseny, donde ha envejecido durante dos meses; higos secos e hinojo, y maltas tostadas, hasta cuatro diferentes: pale ale, que le aporta estructura y notas aromáticas afrutadas y dulces; abadía, que potencia las notas a frutos secos y miel, y contribuye al perfil con sus matices a chocolate; caramelo, que otorga cuerpo y notas de cereal, y torrefacta que, junto con la cebada tostada, son las responsables de su color marcadamente oscuro.

Simplificando. La combinación de esta tríada da como resultado una cerveza de estilo Imperial Stout de color marrón oscuro casi negro, densa y opaca, con una espuma compacta, abundante y cremosa, una gran complejidad aromática y mucha expresividad, potencia e intensidad en boca.

Sus creadores recomiendan degustarla a diferentes temperaturas, preferiblemente entre 8 y 10º C, en una copa estilo Sauvignon blanc y armonizarla con platos tan variados como una ensalada Waldorf con hinojo y jengibre, una coca crujiente de foie e higos, una brocheta de pulpo a la brasa con sal de anís, un minicanelón tradicional de pollo y trufa e incluso con una trufa de chocolate y café, bocados que sirvieron durante su presentación en sociedad en la centenaria fábrica cervecera firmados por el chef Nandu Jubany.

Equilater de Damm (@equilaterdamm)
Precio: 5,50€
https://shop.damm.com/es/


Martini Aperitivo Sin Alcohol Vibrante y Floreale

Revolucionar el mercado de las bebidas sin alcohol y abrir nuevos momentos de consumo con responsabilidad. Esto es lo que pretende la marca italiana Martini con las dos primeras creaciones de la primera gama ‘sin alcohol’ —solo un 0,5%— del portafolio del Grupo Bacardi: Vibrante y Floreale.

Beppe Musso, maestro mezclador, e Ivano Tonutti, maestro herborista de la marca respectivamente, son los autores de los dos aperitivos en los que han estado trabajando los últimos dos años, y que ellos mismos nos presentaron, de manera virtual la pasada semana, con cata exprés incluida.

¿Cómo es posible crear un verdadero Martini sin alcohol? La clave es el vino, fundamental para elaborar un aperitivo. Vibrante y Floreale están elaborados con los mismos vinos de calidad empleados en el conjunto de los vermuts de la marca pero, en este caso, el alcohol se retira con una técnica de destilación al vacío que permite conservar todas sus características organolépticas intactas. Se mantiene la infusión natural con una selección de botánicos que cultivan de manera sostenible en diferentes rincones del mundo.

Así, mientras Vibrante destaca por su color rojizo y su contundencia en boca —es cítrico, de gusto amargo y muy redondo debido a la naranja bergamota italiana— Floreale sobresale por sus tonos dorados, la frescura que le otorga la manzanilla romana y un sabor más persistente —el amargo aparece después y permanece más tiempo en boca—.

Los maestros recomiendan tomarlos solos y on the rocks para disfrutar plenamente de su sabor. Eso es, 75 ml de Vibrante o Floreale en un vaso bajo con hielo. Aunque también combinan muy bien con agua tónica a partes iguales y, lo que es mejor, mantienen sus características de sabor casi inalteradas. En este caso, la bebida alcanza su mejor expresión si se sirve en copa balón, hielo y una rodaja de naranja.

Sobre el maridaje, recomiendan cualquier bocado de calidad que se nos antoje, por ejemplo, un pedazo de queso de leche cruda de vaca, como el Puigpedrós de la quesería cerdana Molí de Ger para Vibrante, o de Parmigiano Reggiano —como no— para Floreale; de Valserena a ser posible, la primera quesería de parmigiano de la que existen referencias.

Martini Aperitivo Sin Alcohol Vibrante y Floreale (@martinispain)
Precio: 10,49€

Buy Online

Carme Gasull

Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa ‘Àrtic’ de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto ‘Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016’, es autora de los libros ‘Catalunya en el paladar’ (Austral Media, 2004), ‘Petita història de la Festa de la Ratafia’ (Editorial Mediterrània, 2016) y ‘El Safrà. Com preparar-lo 10 vegades’ (Sd Edicions, 2018).

No Newer Articles

Source: gastronomistas.com

Desarrolla todo el potencial de tu proyecto o negocio con LABe.

Para startups Para empresas

Para Startups

Una incubadora de talento y emprendimiento que impulse proyectos mientras pone a prueba conceptos gastronómicos en un entorno real.

Para Empresas

Un laboratorio que permite testar herramientas y productos alimentarios, y un espacio en el que desarrollar nuevas líneas de negocio.

Para Horeca

Un espacio de formación técnica aplicada y asesoramiento profesional en nuevas tecnologías y Gastronomía digital.

¿A qué sabe el futuro?