Reabrir bares y restaurantes: peligroso pero asumible con aforo de 30%

23 noviembre 2020

Reabrir bares y restaurantes: peligroso pero asumible con aforo de 30%

Bares y restaurantes están sufriendo las restricciones para atajar la pandemia de coronavirus, vistos como lugares de eventuales contagios. Una investigación realizada en grandes ciudades de EEUU a través de un modelo matemático que usa datos registrados por una app en los teléfonos móviles de los participantes en el estudio concluye que efectivamente la apertura de bares y restaurantes dispararía los contagios de covid-19 pero, al mismo tiempo, ve asumible el riesgo de reabrir estos locales con un 30% del aforo. En este sentido, apunta que reducir el aforo reduciría también la cifra de contagios, que sin embargo se seguirían produciendo.

El estudio, publicado en la revista Nature, apunta opciones que «permitirían contener los contagios y al mismo tiempo limitarían el daño en la economía», ha apuntado Thiemo Fetzer, economista de la Universidad de Warwick (Coventry).

Los datos recogidos por los investigadores provienen de 10 de las mayores ciudades de EEUU, incluyendo Nueva York, Chicago y Filadelfia. La app registró durante dos meses –marzo y abril– cómo los participantes se movían dentro y fuera de 57.000 barrios, entrando y saliendo de restaurantes, iglesias, gimnasios, hoteles o concesionarios.

El caso simulado de Chicago

Los científicos han comprobado que el modelo permite registrar la red de contactos de 100 millones de personas cada hora del día y hacer acertadas predicciones de contagios. Así que usaron esos datos para simular diferentes escenarios, como el de reabrir ciertos locales y han concluido que reabrir restaurantes al 100% supondría un importante aumento de las infecciones. Menos riesgo tendría reabrir el resto de locales analizados (gimnasios, iglesias, hoteles…). Lo ilustran con el caso de Chicago: si Chicago hubiera reabierto restaurantes el 1 de mayo, habría habido casi 600.000 contagios más de los que hubo ese mes. Si solo hubieran abierto los gimnasios, el número extra de contagios habría sido de 149.000. Si hubieran reabierto todos los locales analizados el número de casos adicionales habría sido de 3,3 millones.

Pero, si se reduce el aforo de todos estos locales al 30%, ello reduciría los contagios adicionales a 1,1 millones, según los cálculos de este modelo matemático. Si el aforo fuese del 20%, los nuevos contagios se reducirían en más del 80%, hasta unos 650.000 casos.

Los datos de movilidad sugieren también que los habitantes de los barrios más pobres tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. Apuntan dos motivos: son los que menos pueden teletrabajar y son los que visitan comercios más abarrotados de gente. Ir de compras en un barrio pobre es dos veces más peligroso que hacerlo en una zona más adinerada, concluyen.

«El estudio subraya como datos en tiempo real sobre la movilidad de la población permiten predecir dinámicas de contagios a niveles sin precedentes», ha destacado Neil Ferguson, epidemiólogo del Imperial College de Londres.

Sin embargo, Christopher Dye, epidemiólogo de la Universidad de Oxford,, advierte de que estos patrones de movilidad deberían ser validados con datos reales. «Es una hipótesis que requiere ser comprobada. Pero es una hipótesis vale la pena comprobar», ha dicho.

Este estudio corrobora otros trabajos que identifican restaurantes, gimnasios, corales, residencias geriátricas como focos de contagio. Sin embargo, los restaurantes no son siempre puntos calientes. Un estudio de rastreo de contactos en Alemania concluyó que los restaurantes no son la primera fuente de contagio en ese país, explica Moritz Kraemer, investigador de la Universidad de Oxford, que defiende que se debe trabajar más para lograr que el modelo identifica correctamente los lugares de riesgo.

Source: elperiodico.com

Desarrolla todo el potencial de tu proyecto o negocio con LABe.

Para startups Para empresas

Para Startups

Una incubadora de talento y emprendimiento que impulse proyectos mientras pone a prueba conceptos gastronómicos en un entorno real.

Para Empresas

Un laboratorio que permite testar herramientas y productos alimentarios, y un espacio en el que desarrollar nuevas líneas de negocio.

Para Horeca

Un espacio de formación técnica aplicada y asesoramiento profesional en nuevas tecnologías y Gastronomía digital.

¿A qué sabe el futuro?