¿Puede la tecnología 'Covid free' ayudar a ganar estrellas Michelin? | Emprendedores

2 julio 2020

¿Puede la tecnología 'Covid free' ayudar a ganar estrellas Michelin? | Emprendedores

Los restaurantes recurren a soluciones tecnológicas para garantizar la seguridad y a su vez atraer a una clientela que exige transparencia.

Desde el pasado 6 de junio, día en que volvió a abrir sus puertas el restaurante Doñaluz, los comensales que acceden a esta azotea ubicada en pleno centro de Madrid tienen la opción de conocer lo que pasa en las cocinas del establecimiento y descubir si los protocolos sanitarios se cumplen a rajatabla. Al leer el código QR que DoñaLuz ha instalado a la entrada, es posible conocer si los empleados se lavan las manos con frecuencia, si se desinfecta lo suficiente o si se controla la salud de los trabajadores cuando comienza su turno.

La opción de meterse en las cocinas de DoñaLuz es posible gracias a la compañía española iFlares, una start up que lleva funcionando desde 2015 para ayudar a los restaurantes a digitalizar el control de los APPCC (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos), lo que supone verificar desde el control de temperaturas a los cambios de aceite. «Después se nos ocurrió hacer partícipe al comensal, es lo que llamamos STS, sistema de transparencia sanitaria, y permite al cliente conocer todos los procesos y también alertar de incidencias. Con la crisis del coronavirus, muchos restaurantes han decidido visibilizar estos controles de calidad y especialmente los relacionados con el virus. Nosotros les decimos que no es una herramienta de márketing, pero es cierto que es una oportunidad para que aquellos que lo estén haciendo bien puedan demostrarlo y beneficiarse de ello», comenta Taig Mac Carthy, CMO de iFlares.

Asimismo, en DoñaLuz han decidido tomar la temperatura a todos los clientes a su llegada a la azotea, medida que también han llevado a cabo en el Club Privado Alma, donde un sistema de reconocimiento facial desarrollado por la compañía B+Safe reconoce sin contacto la identidad del socio y sus invitados, así como su temperatura corporal, limitando el acceso a todos los que superen la temperatura corporal establecida. «Nadie va a poder confirmar una seguridad cien por cien. No se puede decir que un espacio está totalmente libre de virus, pero los establecimientos quieren reflejar sus buenas intenciones o buenas prácticas. Es un compromiso que al final se tendrá que implantar en toda la industria, por lo que no debería ser un atractivo para el cliente como pueden ser por ejemplo los restaurantes con Estrella, pues la Estrella Michelín se otorga por criterios subjetivos. En cuestiones de sanidad no se depende de la opinión de nadie», apunta Beatriz Romanos, consultora, especialista en food tech y fundadora de The TechFood.

De momento, demostrar un gran cuidado en las medidas de protección frente al virus se ha convertido en las últimas semanas en un atractivo para los usuarios. Pero es importante comunicarlo. Por ello, en las puertas de muchos restaurantes luce un distintivo que indica que se trata de un espacio seguro, como el que ofrece la empresa especializada en riesgos laborales Mas Prevención. Su sello ‘Área Segura’ indica que en ese local se han auditado las buenas prácticas frente al Covid-19, lo que según el director técnico de la compañía, Fernando Lisbona, «va a seguir siendo un reclamo por parte de los clientes , por lo menos a corto plazo. La impresión y el feedback que estamos teniendo es que a la gente le genera mucha confianza que haya una entidad detrás que ha chequeado que se están siguiendo los protocolos correspondientes».

Además del sello, otros establecimientos han optado por usar pantallas electrónicas de gran tamaño en la entrada donde se explica cuáles son sus medidas de seguridad. En el restaurante El Mordisco del Passatge de la Concepció un dispositivo en la puerta indica la calidad del aire en tiempo real a la vez que muestra mensajes al público sobre la seguridad del establecimiento. Este dispositivo, diseñado por la empresa tecnológica barcelonesa Urban Air Purifier, dice que permite purificar un volumen de 2.000 metros cúbicos de aire cada hora, reteniendo el 99,97% de las partículas.

Más llamativo aún es el robot que desde hace unas semanas sirve las bebidas en el bar Baviera, en Pamplona, y que se ha convertido en una medida de seguridad pero sobre todo en una atracción para la clientela.

Fidelización

«Aquí hay una oportunidad de innovación muy grande y las tecnologías ahora disponibles se van a traducir en herramientas para dar confianza al usuario. Quizás lo hagas con una pegatina o una chapa o con una entidad que audite esas prácticas. Pero hay más formas para aprovecharse del salto digital tan grande que hemos dado, como el uso de herramientas digitales de comunicación con el cliente que también pueden servirte para fidelizar», explica Romanos.

Esto es precisamente lo que propone la start up Cheerfy, una plataforma de fidelización de clientes que ha puesto en marcha Cheerfy Shop durante la pandemia para ayudar a los restaurantes a realizar envíos a domicilio y a digitalizar sus cartas en el local. «Pedir digitalmente deja rastro, tanto online como en el propio establecimiento, y esto se traduce en que puedas llegar de forma efectiva a una gran parte de tus clientes. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, si al rato de salir de cenar al comensal le llega un agradecimiento por la visita con una pequeña encuesta para saber qué le ha parecido el servicio o si considera que ha estado en un espacio seguro, luego podrás seguir en contacto con ese cliente y además conocer su percepción en cuanto a la higiene frente al Covid de tu local. Es una oportunidad para poder perfilar a tu clientela y a la vez definir tus puntos fuertes», asegura Carlos Gómez, Cofundador y CEO de Cheerfy.

«Es el momento de ser transparentes con los clientes. Estamos en la tormenta perfecta y hay que usar la tecnología para generar empatía y dar confianza», añade Romanos.

Source: expansion.com

Desarrolla todo el potencial de tu proyecto o negocio con LABe.

Para startups Para empresas

Para Startups

Una incubadora de talento y emprendimiento que impulse proyectos mientras pone a prueba conceptos gastronómicos en un entorno real.

Para Empresas

Un laboratorio que permite testar herramientas y productos alimentarios, y un espacio en el que desarrollar nuevas líneas de negocio.

Para Horeca

Un espacio de formación técnica aplicada y asesoramiento profesional en nuevas tecnologías y Gastronomía digital.

¿A qué sabe el futuro?