Arranca El Biomarket De Barcelona Para Canalizar El Mercado De Alimentación Ecológica

10 diciembre 2020

Arranca El Biomarket De Barcelona Para Canalizar El Mercado De Alimentación Ecológica

El Biomarket de Mercabarna, inaugurado oficialmente este miércoles por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prevé una captación inicial de negocio del 20% (23.662 toneladas/año) del total de fruta y hortaliza ecológica comercializada en Cataluña. La penetración en el mercado alcanzará previsiblemente el 50% (78.100 toneladas/año) a partir de 2031, informa la entidad.

Este espacio, que ha supuesto una inversión de 5 millones de euros, tiene 21 puntos de venta en los que operan 11 empresas. Algunas de estas empresas tienen más de un punto de venta. El mercado dispone de un espacio para cooperativas agrarias y de otro para pequeños agricultores de proximidad. Estos últimos pueden ocupar cada día el espacio que necesiten, en función de la cosecha que tengan en cada época y momento del año.

Se trata del primer mercado mayorista de alimentos ecológicos de España y cuenta con 8.900 m2 de superficie (incluyendo área de carga y descarga de trailers). El edificio ha sido diseñado para reducir al máximo el consumo energético, utilizando fuentes de energías renovables y elementos pasivos de climatización.

Mercabarna ha construido el Biomarket para acercar los alimentos ecológicos a la ciudadanía, a través de sus centros de compra habituales, el comercio minorista y la restauración (Horeca). «Además, al agrupar las empresas mayoristas que comercializan estos alimentos en un mismo recinto promueve la competencia entre ellas y, por tanto, la variedad de oferta y la mejor relación calidad-precio para los ciudadanos», señala la entidad.

Otro de los objetivos del nuevo mercado es dar respuesta a la creciente apuesta actual del sector mayorista y de la agricultura de proximidad para este tipo de alimentos, construyendo un mercado que al concentrar la oferta de estos productos les dará «una mayor visibilidad», añade. La concentración de la oferta busca favorecer también los controles higiénico-sanitarios, los de etiquetado de certificación de producto ecológico y los de trazabilidad. Por ello, el CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica), cuya función es auditar y certificar las empresas que comercializan productos agroalimentarios ecológicos en Cataluña dispone de un espacio en el Biomarket.

ESPACIO PARA OTROS PRODUCTOS

El Biomarket comercializa sobre todo frutas y hortalizas, pero también hay puntos de venta de multi productos (cereales, aceites, envasados, huevos, bebidas, etc).

Aunque el consumo de alimentos ecológicos todavía es bajo (1,69% del valor de la cesta de la compra de alimentos de los españoles) respecto a otros países europeos, España es uno de los países de Europa con mayor crecimiento del mercado de productos bio (+ 13%).

En Cataluña la facturación del mercado bio creció un 19,28% en 2019, según el último informe del CCPAE (Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica).

Además, la Covid-19 ha hecho que más personas hayan tomado conciencia de la importancia de la alimentación para mantenerse sano. Según el último estudio de la Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), el 17% de los españoles valora en mayor medida el producto bio que antes de la crisis sanitaria. Por otra parte, el Barómetro de Consumo de Alimentos Ecológicos de la Generalitat 2020 afirma que el 60% de los catalanes consumen productos bio. El 47% lo hace mensualmente, el 34% semanalmente y el 8% diariamente.

Source: foodretail.es

Desarrolla todo el potencial de tu proyecto o negocio con LABe.

Para startups Para empresas

Para Startups

Una incubadora de talento y emprendimiento que impulse proyectos mientras pone a prueba conceptos gastronómicos en un entorno real.

Para Empresas

Un laboratorio que permite testar herramientas y productos alimentarios, y un espacio en el que desarrollar nuevas líneas de negocio.

Para Horeca

Un espacio de formación técnica aplicada y asesoramiento profesional en nuevas tecnologías y Gastronomía digital.

¿A qué sabe el futuro?